¿qué es el queso feta y para qué sirve? tutorial completa

El queso feta es un queso suave de color blanco que se elabora típicamente a partir de la leche de oveja y cabra. Es uno de los quesos más antiguos del entorno y se caracteriza por su aroma rico y su sabor ligeramente ácido. Aunque el queso feta proporciona una excelente fuente de nutrientes como el calcio y la proteína, también contiene altas cantidades de sodio y grasas saturadas. Sin embargo, el queso feta es más bajo en grasa que muchos otros quesos y se considera una opción razonable para comer con moderación. Además, al no estar elaborado tradicionalmente con leche de vaca, sino con leche de oveja y cabra, es más fácil de digerir.

Índice

Cómo está hecho el queso feta

El queso feta se elabora exclusivamente con leche de oveja y cabra de razas autóctonas, lo que le confiere su característico color blanco y su ligero sabor picante. La leche utilizada para hacer el queso feta se recoge de forma estacional y debe tener un contenido de materia grasa de al menos el 6%. No se añaden colorantes, conservantes, lactoproteínas, sales de caseína ni leche condensada o en polvo al queso feta.

El proceso de producción del queso feta comienza con la coagulación de la leche y su colocación en moldes con muchos agujeros pequeños para colarla sin ejercer presión. Después de ser extraído del molde, se corta y se cubre la superficie del queso con sal gruesa. Durante esta fase, aparecen microorganismos en la superficie de la cuajada que aportan sabores característicos al queso feta.

La maduración del queso feta se lleva a cabo en dos fases. En la primera fase, se añade salmuera y los recipientes se colocan en cámaras con condiciones de temperatura estrictamente controladas. Durante esta fase, la temperatura máxima del aire en la cámara debe ser de 18 ºC y la humedad relativa no debe ser inferior al 85%. Esta fase puede durar hasta quince días.

La segunda fase de maduración se realiza en condiciones de refrigeración con una temperatura constante de entre 2 y 4 ºC. El queso necesita al menos dos meses para madurar por completo. Solo en este momento adquiere el rico sabor y aroma que distingue al queso feta.

Historia y orígenes del queso feta

No muchos alimentos pueden presumir de tener una historia que se remonta 000 años atrás, pero cada vez que compras queso feta, estás comiendo un queso que fue tan común en la época de Homero y Alejandro Magno como lo es hoy en las ensaladas que hacemos en casa.

Aunque la denominación feta surgió en el siglo XVII y se refiere al corte del queso, aparece en textos literarios más antiguos. Ya se menciona una forma primitiva de feta en la Odisea, donde el héroe Odiseo coge el queso hecho por el cíclope Polifemo mientras escapa de su cueva. En la actualidad, el queso feta es la insignia de las indicaciones geográficas griegas y representa aproximadamente el 10% de las exportaciones griegas de alimentos, lo que muestra su excepcional reputación internacional.

Los métodos de producción tradicionales del queso feta están directamente relacionados con las condiciones climáticas propias de Grecia. Debido a la inclinación de las laderas y al clima cálido y seco, había poco terreno adecuado para criar ganado bovino. En cambio, los griegos se centraron en ovejas y cabras resistentes que pudieran crecer en esas difíciles condiciones.

Esta elección de ganado y las condiciones únicas del país son la razón por la cual el sabor característico del queso feta solo es posible cuando las ovejas y las cabras pastan en los campos griegos. Grecia cuenta con más de 000 especies diferentes de plantas, de las cuales el 15% son exclusivas del país. La combinación de esta biodiversidad con los métodos de producción tradicionales es uno de los principales motivos por los que el queso feta solo puede producirse en Grecia.

¿Cómo se llama el queso feta en México?

En México, el queso feta se conoce comúnmente como queso feta. No hay un nombre alternativo específico para este queso en el país.

¿Es el queso feta el queso más saludable?

El queso feta proporciona una buena fuente de vitaminas y minerales esenciales. Sin embargo, su alto contenido de sodio puede causar complicaciones en ciertas condiciones médicas. Al comerlo con moderación, el queso feta puede tener los siguientes beneficios para la salud:

Salud ósea

El queso feta contiene más calcio que muchos otros quesos, lo cual ayuda a mantener dientes y huesos saludables. También tiene altos niveles de fósforo, y consumir estos dos minerales juntos se ha relacionado con una mejor densidad ósea y la prevención de la osteoporosis.

d que es el queso fleta - Es el queso feta el queso más saludable

Control de peso

El queso feta contiene un ácido graso conocido como ácido linoleico conjugado (CLA). Estudios experimentales han demostrado que el CLA puede ayudar a reducir la grasa corporal y mejorar la composición corporal a largo plazo. Sin embargo, estos estudios no son consistentes y se requiere más investigación. Además, algunos estudios han demostrado que el CLA puede tener efectos negativos en el metabolismo de los azúcares y los niveles de colesterol.

Salud intestinal

Los alimentos fermentados como el queso feta contienen probióticos, que son cepas de bacterias beneficiosas que promueven un intestino saludable y apoyan el funcionamiento del sistema inmunológico.

Más información sobre el queso feta

El queso feta tiene una Denominación de Origen Protegida (DOP) en Europa, lo que garantiza su autenticidad y calidad. Además, el queso feta es solo uno de los muchos alimentos de calidad que se producen en Europa.

Consultas habituales sobre el queso feta

  • ¿Puedo comer queso feta si soy intolerante a la lactosa?
  • Sí, el queso feta es más bajo en lactosa que otros quesos y puede ser tolerado por algunas personas con intolerancia a la lactosa. Sin embargo, cada persona es diferente, por lo que es importante probarlo y ver cómo reacciona tu cuerpo.
  • ¿Cuánto tiempo puede durar el queso feta en el refrigerador?
  • El queso feta puede durar hasta dos semanas en el refrigerador si se almacena correctamente en un recipiente hermético.
  • ¿Puedo congelar el queso feta?
  • Sí, puedes congelar el queso feta. Sin embargo, ten en cuenta que la textura puede cambiar después de descongelarlo y es posible que no sea tan firme como antes.

El queso feta es un queso suave y blanco que se elabora a partir de la leche de oveja y cabra. Tiene una larga historia y se considera uno de los quesos más antiguos del entorno. Su sabor distintivo y su versatilidad lo convierten en un ingrediente popular en muchas recetas, especialmente en ensaladas. Aunque el queso feta es alto en sodio y grasas saturadas, es más bajo en grasa que muchos otros quesos y puede formar parte de una dieta equilibrada cuando se consume con moderación. Además, el queso feta ofrece beneficios para la salud ósea y contiene probióticos que promueven una buena salud intestinal. El queso feta es una opción deliciosa y nutritiva para disfrutar en tus comidas.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿qué es el queso feta y para qué sirve? tutorial completa puedes visitar la categoría Mudanzas.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más informacion