Mudanza y vivienda asequible en el salvador

El Salvador es un país pequeño pero densamente poblado en la región de América Central. Según un estudio realizado en 2016 por INCAE y Habitat for Humanity, ocho de cada diez salvadoreños viven en condiciones inadecuadas. Además, según una encuesta realizada en 2019 por el Ministerio de Economía, tres de cada diez hogares viven en pobreza multidimensional.

El acceso a agua potable, saneamiento básico, educación, financiamiento para mejorar las viviendas y la propiedad de la tierra son algunas de las necesidades que muchas familias en El Salvador no tienen cubiertas. Además, El Salvador es uno de los países más propensos a desastres naturales, con un 88,7% de su territorio considerado en riesgo y un gran porcentaje de la población, el 95,4%, viviendo en estas áreas.

Índice

¿Cómo aborda Habitat estas necesidades?

Habitat para la Humanidad en El Salvador se dedica a construir viviendas asequibles en colaboración con las familias y les permite realizar mejoras en sus viviendas de acuerdo a sus necesidades. Cada proyecto se lleva a cabo cumpliendo con los estándares nacionales e internacionales de construcción. Además, Habitat ha producido un catálogo con diferentes diseños de casas y ofrece tres modalidades de financiamiento: crédito, subsidio de crédito y subsidio.

En cuanto a la gestión del riesgo y la respuesta a desastres, Habitat trabaja en conjunto con autoridades, socios y comunidades para rehabilitar y construir viviendas permanentes o temporales. También ha llevado a cabo campañas de concienciación sobre el COVID-19 y ha distribuido kits de higiene a familias vulnerables en respuesta a la pandemia, en coordinación con el Equipo Humanitario del país.

Además, Habitat desarrolla proyectos comunitarios que fortalecen las comunidades a través de un enfoque integral, innovador y resiliente. Gracias al apoyo de voluntarios y aliados, tanto locales como internacionales, se puede impactar a más familias a través de proyectos como:

  • Construyendo empoderamiento con mujeres: En colaboración con 50 mujeres y sus familias, Habitat ha llevado a cabo la construcción o mejoras en viviendas, emprendimientos productivos y capital semilla. Al empoderar a las mujeres, se promueve la igualdad de género en el acceso a la vivienda y al desarrollo, lo que conduce a hogares más saludables y una mejor calidad de vida.
  • Juntos construyendo mi casa: Aunque los albañiles de Habitat construyen viviendas seguras y estables en colaboración con familias salvadoreñas con gran compromiso y responsabilidad, muchos de ellos no tienen un lugar digno para vivir. A través de este proyecto, nueve albañiles de Habitat y sus familias ya han mejorado sus condiciones de vivienda y se planea atender a 51 albañiles más.

¿Qué puedes hacer tú?

Si deseas contribuir a los esfuerzos de Habitat para la Humanidad en El Salvador, existen varias formas de hacerlo:

Dona:

Puedes hacer una donación en el sitio web de Habitat para la Humanidad El Salvador: www.habitat.sv/donacion

Voluntariado:

Debido a la pandemia de COVID-19, el programa Global Village de voluntariado se suspendió en 2020. Sin embargo, puedes encontrar actualizaciones sobre cuándo y dónde se reanudará el programa en habitat.org/gv

Diezmo:

Las sucursales de Habitat para la Humanidad en Estados Unidos pueden establecer una relación de diezmo para ayudar a construir viviendas en El Salvador. Escribe el salvador en los cheques enviados a: Habitat for Humanity International, Attn: Affiliate Tithe, 322 West Lamar St., Americus, GA 31709

Contacto:

Si deseas obtener más información o ponerte en contacto con Habitat para la Humanidad El Salvador, aquí te dejamos sus datos de contacto:

Habitat for Humanity El Salvador
Col. General Arce, Cl. Jorge Domínguez H-4
San Salvador, El Salvador
Teléfono: +503 2510 6400
Correo electrónico: [email protected]
Sitio web: www.habitat.sv

El Salvador es un país con una gran diversidad cultural y una rica historia. Aquí encontrarás información sobre el idioma, la religión, la cultura y la sociedad salvadoreña, así como algunas pautas de etiqueta social y de negocios.

Idioma en El Salvador

El idioma principal y oficial de El Salvador es el español. Sin embargo, también existe un dialecto local llamado Caliche. Además, el náhuatl es una lengua indígena que ha sobrevivido, aunque solo se utiliza en pequeñas comunidades de ancianos en el oeste de El Salvador.

Sociedad y Cultura

La Gente

La población de El Salvador está compuesta principalmente por mestizos, que son personas de ascendencia europea e indígena. Solo el 9% de la población es de ascendencia europea pura y generalmente pertenece a las familias más adineradas, mientras que el 1% restante es indígena. El grupo indígena más grande es el Pipil, quienes continúan creyendo en los dioses tradicionales.

Machismo

El machismo es una característica cultural que se mantiene en El Salvador, donde los roles de género tradicionales siguen siendo predominantes. El hombre es el sustentador del hogar y la esposa se encarga de las tareas domésticas. Desde el nacimiento, los niños son criados con la idea de que tendrán roles y expectativas diferentes en la vida. Aunque las actitudes han comenzado a cambiar, el machismo aún está arraigado en la sociedad. Cada vez más mujeres de clases medias y altas trabajan, aunque generalmente se les asignan roles de oficina o de apoyo. Sin embargo, cada vez más mujeres se convierten en médicas, dentistas o maestras. Aunque falta ver cuánto se trasladará esto al entorno empresarial.

Etiqueta y Modales en El Salvador

Saludos

En El Salvador, es común que las mujeres se den palmadas en el antebrazo o el hombro derecho en lugar de darse la mano. Los amigos cercanos pueden abrazarse y besarse en la mejilla derecha. Los hombres se dan la mano entre ellos y con las mujeres, aunque esperan a que la mujer extienda su mano. Al estrechar manos, utiliza el saludo apropiado según la hora del día: buenos días, buenas tardes o buenas noches. En muchos aspectos, El Salvador es una cultura formal en la que solo los amigos cercanos y la familia utilizan los nombres de pila. Refiérete a las personas por su título honorífico apropiado (Señor o Señora) y su apellido hasta que te inviten a tutearlos.

Regalos

Los salvadoreños suelen hacer regalos en cumpleaños, Navidad o Año Nuevo, así como en eventos religiosos importantes en la vida de una persona. El cumpleaños número 15 de una joven es considerado una fecha especial y se celebra mucho. Si te invitan a la casa de alguien, lleva flores, licores de buena calidad, pasteles o dulces importados para los anfitriones. Un ramo de rosas siempre es bien recibido. No regales lirios o cempasúchiles, ya que se utilizan en funerales. Tampoco regales tijeras o cuchillos, ya que esto indica que quieres cortar la relación. Si conoces bien a la persona, el perfume es un excelente regalo. Los regalos generalmente se abren al recibirlos.

Etiqueta en la Mesa

Los salvadoreños disfrutan de la compañía y son extremadamente hospitalarios. Es de mala educación irse inmediatamente después de comer; se espera que te quedes al menos una hora después de la cena para conversar con los anfitriones y los demás invitados. Nunca llegues puntualmente cuando te inviten a una casa. Aunque pueda parecer extraño, debes llegar un poco más tarde de lo invitado, es decir, entre 30 y 45 minutos tarde. Viste bien, esto muestra respeto hacia el anfitrión. No hables de negocios en eventos sociales a menos que te lo pidan. Se considera de buena educación corresponder a cualquier invitación social. Los modales en la mesa son de estilo continental: el tenedor se sostiene en la mano izquierda y el cuchillo en la derecha mientras se come. Los invitados son servidos primero. El anfitrión dice buen provecho como invitación para comenzar a comer. Incluso la fruta se come con cuchillo y tenedor. Se considera educado dejar un poco de comida en el plato cuando has terminado de comer. Las comidas son ocasiones sociales y pueden ser bastante largas. Espera una brindis antes de tomar el primer sorbo de tu bebida. El anfitrión hace el primer brindis. El brindis más común es ¡salud! Cuando levantes tu vaso, mira a la persona a la que se hace el brindis. Si no quieres beber más, deja tu vaso lleno un cuarto de su capacidad.

Propinas

En El Salvador, las propinas no son realmente parte de la cultura. La mayoría de los restaurantes incluyen un 10% de propina en la cuenta y, aunque puedes dar una propina adicional, no se espera. Del mismo modo, los taxistas y otros proveedores de servicios no esperan propinas. Sin embargo, si decides dar una propina a los maleteros de un hotel por llevar tu equipaje, esta es una práctica más común.

Si estás buscando ayuda y consejos expertos sobre cómo hacer negocios en El Salvador, ¡esto es lo que hacemos! Haz clic aquí para obtener más información sobre nuestra capacitación cultural personalizada.

Etiqueta en Reuniones de Negocios

Los salvadoreños son relativamente formales en sus tratos comerciales. Se dan la mano al conocer a alguien y también al despedirse. Los apretones de manos generalmente no son muy firmes. Un hombre le extiende la mano a una mujer. Mantén contacto visual al saludar a las personas. Se utilizan títulos profesionales o académicos junto con el apellido en el ámbito empresarial. Los títulos comunes son doctor (médico o doctorado), ingeniero (ingeniero), arquitecto (arquitecto) y abogado (abogado). Si alguien no tiene un título, se utiliza el honorífico señor o señora con el apellido. Siempre espera a que te inviten a tutear a alguien.

Estilo de Comunicación

Al igual que la mayoría de las culturas orientadas a las relaciones, los salvadoreños tienen un fuerte sentido de orgullo personal, honor y dignidad. Pueden ser muy sensibles a los comentarios o acciones que puedan poner en peligro su estatus ante los demás. Por lo tanto, es importante cuidar lo que se dice, cómo se dice y quién puede escucharlo. Si crees que has ofendido a alguien, es mejor disculparse de inmediato y asegurarles que no se pretendía ningún insulto. Si sientes que algo que has dicho puede haber sido malinterpretado, vuelve a expresar claramente tu posición utilizando diferentes palabras. Debido a la necesidad de proteger el rostro, los salvadoreños son comunicadores indirectos. Si provienes de una cultura directa, es posible que desees moderar tu estilo de comunicación para evitar parecer grosero o brusco. Por ejemplo, las discrepancias y las críticas deben abordarse en privado, lejos de los demás. Como resultado de esta comunicación indirecta, los salvadoreños pueden evitar decir la verdad absoluta si hacerlo puede molestar a la persona. Por ejemplo, un simple puede no significar , sino indicar que el oyente está de acuerdo o simplemente reconoce un punto. Es importante aprender a hacer preguntas de diferentes maneras para asegurarse de entender la respuesta.

Reuniones de Negocios

En una primera reunión, presenta primero a las personas de mayor jerarquía. Utiliza títulos tanto para tu personal como para tus contrapartes salvadoreñas. Las reuniones son estructuradas. Generalmente comienzan a tiempo y se desarrollan según un plan establecido. Las reuniones iniciales se dedican a conversaciones que no están relacionadas con los negocios. Es importante invertir este tiempo en establecer una buena relación y fortalecerla. No es raro que las discusiones comerciales continúen durante una comida. Si te invitan a compartir una comida, debes aceptar, ya que esto es una señal de que la relación va por buen camino. Las decisiones generalmente las toma la persona de mayor jerarquía. Si las decisiones se toman después de consultar a las partes interesadas clave o no, es una cuestión de preferencia personal y no un matiz cultural. Los salvadoreños ponen más énfasis en su corazonada que en los hechos y las cifras.

Para obtener más información sobre cómo hacer negocios en El Salvador y para recibir asesoramiento personalizado, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros.

El Salvador enfrenta desafíos significativos en términos de vivienda y condiciones de vida. Sin embargo, organizaciones como Habitat para la Humanidad están trabajando arduamente para abordar estas necesidades y mejorar la calidad de vida de las familias salvadoreñas. Tú también puedes contribuir a estos esfuerzos a través de donaciones, voluntariado y apoyo a estas organizaciones. Al hacerlo, estarás ayudando a construir un futuro mejor para las personas en El Salvador.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Mudanza y vivienda asequible en el salvador puedes visitar la categoría Mudanzas.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más informacion