Gatos maúllan en mudanzas: causas y soluciones

Los gatos pueden ser muy vocales y algunos son más habladores que otros. Aprenden a utilizar vocalizaciones para comunicarse con los humanos. Incluso hay razas, como los siameses, que son conocidas por su carácter vocal. Existen muchas variaciones acústicas en las vocalizaciones felinas y los expertos han intentado clasificarlas.

La mayoría de los dueños de gatos saben cuándo su gato necesita atención o cuándo es hora de alimentarlo (al menos según la opinión del gato). Muchas veces, podemos identificar si nuestro gato está contento, enojado o angustiado por los diferentes tonos, ritmos y sonidos que emiten.

Algunos cuidadores disfrutan hablando con sus gatos. Si has adoptado a un gato adulto, es posible que esta conducta haya sido reforzada por un antiguo dueño.

Los gatos maúllan para llamar la atención. También maúllan para expresar emociones como incomodidad o dolor, agitación y, en algunos casos, territorialidad. Si tienes un gato muy hablador, puedes detener este hábito no recompensando su comportamiento y no respondiendo. Ignóralo cuando maúlle, no le hables ni le des comida o juegues con él, especialmente durante la noche. Esto debería ser la base de tu plan de modificación de comportamiento. Además, presta atención cuando tu gato esté en silencio y dale atención para recompensar y reforzar ese silencio.

Asegúrate siempre de satisfacer las necesidades diarias de tu gato antes de que él las demande. En algunos casos, puede ser beneficioso proporcionarle una opción de alimentación alternativa, como un comedero automático o juguetes dispensadores de comida e interactivos en una habitación diferente de la casa.

Los gatos necesitan mucha atención e interacción. Asegúrate de incluir en tu rutina diaria momentos para sesiones de juego programadas. A los gatos les gusta la rutina y a menudo maúllan en exceso si su rutina cambia. Proporciona a tu gato suficiente estimulación mental y física. Los gatos son más activos durante las horas de la mañana y la tarde, que son similares a sus horas de caza naturales. Los gatos indoor necesitan ser entretenidos y estimulados para jugar y hacer ejercicio. Los juguetes, los cubos de comida que requieren que los gatos trabajen para obtener la comida y la hierba gatera ocasional les ayudan a evitar el aburrimiento. El juego interactivo es el mejor tipo de juego para los gatos.

Algunos gatos tienen dificultades para adaptarse a un nuevo hogar. Es posible que notes maullidos excesivos si te has mudado recientemente o si has traído un gato nuevo a tu casa. Es normal, especialmente para un gato adulto, que se sienta desorientado e inseguro en un entorno nuevo. Introducir gradualmente al gato en la casa puede ayudar a prevenir cierta agitación. Por lo general, este comportamiento se resuelve en unas pocas semanas.

Presta atención a los cambios ambientales para ver si algo está molestando a tu gato, como un nuevo gato callejero que se acerca a tu puerta trasera.

Asegúrate de que la dieta de tu gato sea adecuada y de que siempre tenga una caja de arena limpia y agua fresca. Si tu gato parece tener un hambre excesiva, programa una visita al veterinario para un chequeo.

Si un gato que normalmente es tranquilo se vuelve muy vocal, puede estar experimentando dolor. Asegúrate de que no haya nada médicamente mal en ellos y programa una visita al veterinario. Si tu gato está envejeciendo, es posible que esté perdiendo la audición o que muestre disfunción cognitiva.

Este documento fue creado por la Sociedad Protectora de Animales de San Francisco con una subvención de Maddie's Fund®.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Gatos maúllan en mudanzas: causas y soluciones puedes visitar la categoría Mudanzas.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más informacion